Publicado: 14 de Noviembre de 2014

“Nuestro compromiso como Gobierno es mantener las ciudades bien planificadas, bien dotadas con servicios y equipamientos públicos, que sean ejemplos de arquitectura y de cultura y, sobre todo, espacio para la vida de las personas”, afirmó el secretario de Estado, durante la celebración del Día Mundial de las Ciudades.


El secretario de Estado, Julio Gómez-Pomar, durante la rueda de prensa.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, abogó recientemente, con ocasión delDía Mundial de las Ciudades, por el desarrollo de políticas basadas en un modelo sostenible en el crecimiento de las ciudades y puso la Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas como ejemplo para conseguir ese reto.

Así, Gómez-Pomar subrayó que mediante estos modelos se deberían tratar de equilibrar el crecimiento urbanístico con la conservación y el mantenimiento de lo existente; emplear la planificación como elemento imprescindible para garantizar la racionalidad de las decisiones; y configurar y adaptar las ciudades sobre un triple criterio de sostenibilidad: social, económica y medioambiental.

“Nuestro compromiso como Gobierno es mantener las ciudades bien planificadas, bien dotadas con servicios y equipamientos públicos, que sean ejemplos de arquitectura y de cultura y, sobre todo, espacio para la vida de las personas”, afirmó el secretario de Estado.

Colaboración entre España y ONU-Hábitat
El Ministerio de Fomento está siendo parte activa en el proceso de preparación hacia la Conferencia internacional Hábitat III, que tendrá lugar en el año 2016. España ya ha asumido el compromiso global con la urbanización sostenible y con la implementación de una "Nueva Agenda Urbana” para los próximos años, tanto en el seno de Naciones Unidas como en la Unión Europea.

La Dirección General de Arquitectura, Vivienda y Suelo ha trabajado intensamente en la elaboración del Informe Nacional que España ha presentado ya ante Naciones Unidas de cara a la celebración de este importante evento.

Dicho informe resalta la importancia de liderar las transformaciones de las ciudades para que desde ellas se puedan “promover sociedades económicas, social y ambientalmente sostenibles”.

La colaboración entre España y ONU-Hábitat comenzó en 1986, año de la primera contribución española a dicho Programa. Desde el año 2012, la Oficina de ONU-Hábitat en España tiene su sede en el Ministerio de Fomento y así lo será en el futuro como consecuencia de la renovación del Acuerdo el pasado mes de septiembre.